05/05/20

23:46

Por: . | Fuente: somos.vicencianos.org

Obispo

Martirologio Romano: En Milán, de la Liguria (hoy Italia), san Venerio, obispo, discípulo y diácono de san Ambrosio, que acudió en ayuda de los obispos africanos enviándoles clérigos y favoreció a san Juan Crisóstomo en su destierro ( 409)
La Iglesia mediolanense conmemora en este día, y así lo re­coge también el Martirologio romano, al obispo San Venerio. Él fue el decimotercer obispo de la sede, según los catálogos de di­cha iglesia, y sucedió al obispo San Simplicio en el verano del año 400. Anteriormente era diácono de la misma Iglesia y había sido colaborador de San Ambrosio y uno de los que propusie­ron a San Simplicio para suceder al gran doctor de la Iglesia.

Se le conoce por sus relaciones con otras iglesias. El papa Anastasio I le pidió que velara por la recta doctrina en su zona, señalándole sobre todo la necesidad de oponerse a las enseñan­zas de Orígenes. El santo lo hizo con firmeza, como sabemos por San Jerónimo. Hizo caso de la llamada que le hicieron los obispos africanos del concilio provincial de Cartago del año 401 pidiéndole les enviase algunos clérigos. Entre ellos fue el diácono Paulino, el que, a petición de San Agustín, escribió la vida de San Ambrosio. Cuando San Juan Crisóstomo fue injus­tamente depuesto en 404, se dirigió entre otros al obispo de Mi­lán en demanda de defensa. Venerio respondió con caridad al santo perseguido.

Venerio hubo de ver cómo el emperador Honorio abando­naba Milán para fijar su residencia en Rávena, ya que considera­ba aquella ciudad menos segura frente a los bárbaros, concreta­mente los visigodos que, al mando de Alarico, hostigaban todo el norte de Italia.

Let's block ads! (Why?)

23:46

Por: Lamberto de Echeverría, Bernardino Llorca y José Luis Repetto Betes | Fuente: Año Cristiano Ed. 2005

Presbítero y Mártires

Martirologio Romano: En Londres, en Inglaterra, beatos Eduardo Jones y Antonio Middleton, presbíteros y mártires, los cuales, durante el reinado de Isabel I, por su condición de sacerdotes fueron ahorcados y descuartizados ante su propia casa ( 1590)

Fecha de beatificación: 15 de diciembre de 1929 por el Papa Pío XI

Eduardo Jones había nacido hacia 1560 en el norte de Gales. En su juventud hizo un viaje por España, Grecia e Italia y en este viaje se decide por el catolicismo que abraza en Roma. Opta por el sacerdocio y de Roma marcha a Reims a fin de es¬tudiar teología en el Colegio Inglés. Se ordena sacerdote el 11 de junio de 1588 y en octubre de ese año vuelve a Inglaterra, donde comienza a ejercer su ministerio sacerdotal clandestinamente.

Antonio Middleton era natural de York y parece que de la misma edad que Eduardo, y era hijo de una familia acomodada. Decidida su vocación sacerdotal marcha a Reims donde estu¬dia entre 1582 y 1586, en que se ordena sacerdote el 30 de mayo y regresa a Inglaterra. Tenía aspecto aniñado y se pensaba que ello le garantizaba poder pasar una larga temporada inadvertido.

Eduardo fue capturado a causa de la denuncia de una mujer que había fingido interés por el catolicismo y a la que Eduardo había aceptado para prepararla al ingreso en la Iglesia. El 1 de mayo de 1590 se encontraba en una droguería de la calle Fleet, de Londres, cuando fue arrestado y llevado a la Torre, donde el despiadado Topcliff lo torturó de forma espantosa sin que lograra que el detenido reconociera intenciones políticas y antiestatales a su actividad religiosa, pero sí reconoció que era sacerdote. Esto le vahó que, pese a su elocuente defensa ante el tribunal, fuera condenado a muerte como traidor y propiciador de una invasión extranjera.

Antonio trabajó apostólicamente en Londres y se hospedaba en la casa de un tal Saunders en Clerkenwell. Solamente cuatro años pudo desempeñar su misión pues el 3 de mayo de 1590 era sorprendido en la casa que le hospedaba y junto con Eduardo Jones compareció ante el tribunal, en el que negó con empeño cualquier intención política a su actividad. Fue condenado a muerte por los mismos motivos que su compañero.

Ambos fueron ejecutados el mismo día —6 de mayo de 1590— en Londres, pero mientras Eduardo lo era frente a la tienda en que había sido detenido, Antonio fue ahorcado y descuartizado junto a la casa en que había sido hospedado.

AÑO CRISTIANO Edición 2005
Autores: Lamberto de Echeverría (†), Bernardino Llorca (†) y José Luis Repetto Betes
Editorial: Biblioteca de Autores Católicos (BAC)
Tomo V Mayo ISBN 84-7914-709-1

Let's block ads! (Why?)

23:46

Por: Lamberto de Echeverría, Bernardino Llorca y José Luis Repetto Betes | Fuente: AÑO CRISTIANO Edición 2004

Presbítero y Mártir

Martirologio Romano: Cerca de Munich, en la región de Baviera, en Alemania, beatos Enrique Kaczorowski y Casimiro Gostynski, presbíteros y mártires, que durante la invasión de Polonia en tiempo de guerra fueron hechos prisioneros por los perseguidores de la dignidad humana y conducidos al campo de concentración de Dachau, donde, por su fe en Cristo, exhalaron el último suspiro en las cámaras de gas. ( 1942)

Fecha de beatificación: El 13 de junio de 1999 por el Beato Papa Juan Pablo II como parte de un grupo de 108 mártires polacos.

Casimiro nació en Varsovia el 8 de abril de 1884. Tras estudiar en el seminario de Lublín, se ordenó sacerdote el 14 de junio de 1908. Marcha a Innsbruck a estudiar teología moral y a su vuelta a la diócesis es profesor en el seminario y en un instituto. En 1915 funda el Instituto Jan Zamoyski, que dirige durante 18 años, por cuya labor es nombrado canónigo de la catedral y prelado doméstico de Su Santidad. Desde 1935 es rector de la iglesia de la Victoria y se dedica al apostolado entre los intelectuales, la juventud masculina y el movimiento scout. Arrestado el 11 de enero de 1940, está hasta junio en el castillo de Lublín, de donde pasa al campo de concentración de Sachsenhausen y luego al de Dachau. El hambre, los trabajos y las miserias del campo arruinaron su salud, y por ello fue declarado «inválido»

Entre los presos declarados «inválidos» que el 6 de mayo de 1942 fueron sacados del campo de Dachau para ser eliminados en la cámara de gas, se encontraban dos sacerdotes polacos que coronaron con el martirio sus vidas de notable y fervoroso servicio a Dios y al bien de sus hermanos, servicio que en ambos casos fue reconocido por la Iglesia.

AÑO CRISTIANO Edición 2004
Autores: Lamberto de Echeverría (†), Bernardino Llorca (†) y José Luis Repetto Betes
Editorial: Biblioteca de Autores Católicos (BAC)
Tomo V Mayo ISBN 84-7914-709-1

Let's block ads! (Why?)

17:27

SAN EVODIO DE ANTIOQUÍA 

OBISPO







Martirologio Romano 1956: En Antioquía, san Evodio, el cual, como escribe san Ignacio a los Antioquenos, fue el primer Obispo, ordenado allí por el Apóstol san Pedro, y terminó la vida con glorioso martirio. († c.69)

Primer obispo de Antioquía después de San Pedro. Eusebio lo menciona así en su "Historia": "Y Evodio habiendo sido establecido como primer [obispo] de Antioquía, Ignacio floreció en este momento" (III, 22). El tiempo mencionado es el de Clemente de Roma y de Trajano, de los cuales Eusebio acaba de hablar. 

Harnack ha demostrado (después de descartar una teoría propia anterior) que Eusebio tenía una lista de los obispos de Antioquía, que no tenía sus fechas, y que se vio obligado a sincronizarlos aproximadamente con los Papas. Parece seguro que él tomó las tres listas episcopales de Roma, Alejandría y Antioquía de la "Cronografía", que Julio Africano publicó en 221. La "Crónica de Eusebio" se ha perdido, pero en la traducción de San Jerónimo de la misma encontramos en tres años sucesivos las tres entradas: 

1.- Que Pedro, habiendo fundado la Iglesia de Antioquía, es enviado a Roma, donde persevera como obispo durante 25 años;

2.- Que Marcos, el intérprete de Pedro, predica a Cristo en Egipto y Alejandría, y

3.-Que Evodio es ordenado primer obispo de Antioquía.

No tenemos ninguna mención de Evodio antes de la de Africano, pero ésta se ve confirmada por su contemporáneo, Orígenes, quien llama Ignacio al segundo obispo después de Pedro (Hom. IV, en Luc., III, 938A). Es curioso que la ordenación de Evodio no debiera haber sido dada en la "Cronografía" en el mismo año que la fundación de la Iglesia Antioqueña por Pedro, y Hort supone que las tres entradas deben haber pertenecido a un solo año en Eusebio; pero la evidencia no está a favor de esta simplificación. El año de la accesión de Ignacio, que es el de la muerte de Evodio, era desconocido para Eusebio, pues simplemente lo coloca en la "Crónica", junto con la muerte de Pedro y la accesión de Lino en Roma (Nerón 14-68), mientras que en la "Historia" lo menciona al comienzo del reinado de Trajano.

La fama de Ignacio causó que escritores posteriores, como San Atanasio y San Juan Crisóstomo, hablasen de él como si hubiese sido el sucesor inmediato de los Apóstoles. Jerónimo (De Vir. Ill., 16) y Sócrates (HE, VI, 8) lo llaman el "tercer" obispo después de San Pedro, pero esto es sólo porque ilógicamente incluyen a Pedro entre sus propios sucesores. Teodoreto y Pseudo-Ignacio representan a Ignacio como consagrado por Pedro. La dificultad que surgió así sobre Evodio se resolvió en las Constituciones Apostólicas que afirman que Evodio fue ordenado por Pedro e Ignacio por Pablo. El cronógrafo bizantino, Juan Malalas (X, 252), relata que cuando Pedro iba de camino a Roma pasó por la gran ciudad de Antioquía, sucedió que Evodo (sic), el obispo y patriarca, murió y lo sucedió Ignacio; él le atribuye a Evodio la invención del nombre cristiano. Salmon no parece estar justificado en suponer que Malalas le atribuye cualquiera de esta información a Teófilo, el obispo de Antioquía del siglo II. Podemos estar seguros que Evodio es un personaje histórico, y realmente fue el predecesor de San Ignacio, pero las fechas de su ordenación y muerte son realmente inciertas. Ningún testigo anterior lo menciona como mártir.

Los griegos conmemoran juntos a “Evodo” y a Onesíforo (2 Tim. 1,16) como de los setenta discípulos y como mártires el 29 de abril, y también el 7 de septiembre. Evodio era desconocido para los martirologios occidentales, el Jeronimiano y los de Beda y Floro; pero Ado lo introdujo en el día 6 de mayo en el llamado "Martyrologium Romanum parvum" (el cual no preparó mucho antes de 860) y en su propia obra. Su fuente fue Pseudo-Ignacio, a quien cita en el “Libellus de fest. Apost." prefijado al martirologio propio. De él llegó la anotación a Usuardo y al resto, y al presente Martirologio Romano.


Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.