07/24/16

23:32

Por: . | Fuente: BisbatLleida.org

Religioso y Mártir

Martirologio Romano: En Lleida (Lérida), Cataluña, España, Beato Juan de Jesús (en el siglo Juan Vilaregut Ferrer ) y 3 compañeros de la Orden de los Carmelitas Descalzos, además de Pau Segalá Solé, sacerdote diocesano, asesinados por odio a la fe. ( 1936)

Fecha de beatificación: 13 de octubre de 2013, durante el pontificado de S.S. Francisco.

José (Josep en catalán) Olivé Vivó nació el Pla de Santa Maria (Alt Camp) el 14 de septiembre de 1894. Era hijo de Magí Olivé Rovira y de Antonia Vivó Montagut, una familia menestral.

Su padre murió joven, y como hijo único le correspondió dirigir el negocio familiar de venta de vino, almendras y avellanas. Aunque su madre quería que formara una familia, en él se despertó la vocación religiosa. Por aquel tiempo, dos hermanos e hijos del Pla estudiaban para carmelitas: Josep Balcells Grau, en el noviciado de Tarragona, y Jaume Balcells Grau, en el Seminario Menor de Palafrugell. Cuando José tenía 25 años comenzó una gran amistad entre él y los hermanos Balcells, como lo atestigua su abundante correspondencia. Finalmente, José dejó los negocios familiares para entrar de religioso en el convento del Carmen de Tarragona, aunque siempre mantuvo el contacto por carta con amigos y familiares del Pla

El 25 de noviembre de 1921, a los 27 años de edad, hizo su profesión religiosa, y tomó el nombre religioso de Bartolomé de la Pasión. Terminados los dos años de formación, fue destinado al convento de Badalona, donde se estaba construyendo la iglesia y el convento. Se puso a trabajar en la obra como un albañil más, sin abandonar los actos y servicios religiosos de la comunidad.

En 1928, al iniciarse la fundación del Santuario de Santa Teresa del Niño Jesús, Bartolomé se hizo cargo de las obras, y formó parte de la primera comunidad carmelitana en Lleida, junto con José de San Juan de la Cruz y Adriano de la Santísima Trinidad. Será Bartolomé quien hará repicar por primera vez la campana convocando a los fieles de Lleida. Desde ese momento, la revista "Lluvia de Rosas" será editada en Lleida y él será el secretario.

Tras el estallido de la guerra civil, fray Bartolomé intentó huir hacia Alcarràs en compañía del P. Juan de Jesús el 25 de julio de 1936, pero fueron detenidos y muertos por un grupo de milicianos.

Este grupo de mártires está integrado por:

1. JUAN VILAREGUT FARRÉ (JUAN DE JESUS)
sacerdote profeso, Carmelita Descalzo
nacimiento: 19 Agosto 1907 en Vic, Barcelona (España)
martirio: 25 Julio 1936 en Almacelles, Lleida (España)

2. JOSÉ OLIVÉ VIVÓ (BARTOMÉ DE LA PASIÓN)
religioso profeso, Carmelita Descalzo
nacimiento: 14 Septiembre 1894 en Pla de Cabra, Tarragona (España)
martirio: 25 Julio 1936 en Almacelles, Lleida (España)

3. JAUME PERUCHO FONTARRO (SILVERIO DE SAN LUIS GONZAGA)
sacerdote profeso, Carmelita Descalzo
nacimiento: 12 Marzo 1864 en Corroncuy, Lleida (España)
martirio: 20 Agosto 1936 en Lleida (España)

4. FRANCISCO SEGALÀ SOLÉ (FRANCISCO DE LA ASUNCIÓN)
sacerdote profeso, Carmelita Descalzo
nacimiento: 25 Mayo 1912 en Montgay, Urgell, Lleida (España)
martirio: 20 Agosto 1936 en Lleida (España)

5. PABLO SEGALÀ SOLÉ
sacerdote de la Diócesis de Urgell
nacimiento: 18 Octobre 1903 en Montgay, Urgell, Lleida (España)
martirio: 20 Agosto 1936 en Lleida (España)

Let's block ads! (Why?)

23:32

Por: . | Fuente: www.bisbatlleida.org

Sacerdote y Mártir

Martirologio Romano: En diversos lugares de la diócesis de Lleida (Lérida), España, Beatos Mariano Alcalá Pérez y 18 compañeros de la Orden de la Bienaventurada Virgen de las Mercedes, asesinados por odio a la fe. ( 1936-37)

Fecha de beatificación: 13 de octubre de 2013, durante el pontificado de S.S. Francisco.

El padre Carbonell es el fraile próximo, cercano, jovial, humilde, pulcro, entrañable, nacido para ser amigo, para hacer amigos. Educó en la bondad, predicó infatigablemente, gobernó desde la cercanía. Leal al hombre, leal a Cristo hasta la muerte, como muy fiel a sus obligaciones. Sus amores fueron la Eucaristía y María santísima.

Nació en Jijona, Alicante, el 20 de diciembre de 1888, hijo de Tomás y María, que lo cristianaron el inmediato día 23, muriendo ambos aquel mismo año. Fue confirmado el 11 de mayo de 1895. Doblemente huérfano, la carencia le hizo particularmente afectuoso. Su tío Antonio hizo de padre, mostrándole el mejor camino, proporcionándole los adecuados medios de formación, secundando su vocación cuando la manifestó.

En 1905 ingresó en seminario diocesano de Málaga, cursando el primero y segundo años de filosofía con las calificaciones máximas. Iba para clérigo secular, pero el contacto con las Mercedarias de la Caridad le prendó del carisma mercedario y, presenciando un día la profesión de dos novicias, se determinó a ser mercedario, estimulado por sus propios formadores que lo valoraban mucho.

Recaló en El Olivar. Allí vistió el 28 de julio de 1907, a las 9’30, de manos del padre Manuel Martín y ante el padre Mariano Pina, y profesó el 10 de agosto de 1908, ante los padres Pascual Tomás, Mariano Pina y Ramón Martín. El 25 de septiembre de 1908 pasó a Lérida, donde, en catorce años, concluyó su carrera; profesó de solemnes; fue ordenado sacerdote el 23 de junio de 1911 por el obispo Juan Antonio Ruano, en la capilla de palacio episcopal; se involucró en la enseñanza y relumbró en la predicación.

Su primer ministerio fue la enseñanza. Aún no se había ordenado, y ya estaba enganchado con la juventud del colegio mercedario; como docente de lengua, aritmética y geografía; como gran pedagogo y animador de jóvenes, que admiraban su virtud, su bondad, su cortesía, su espiritualidad, su sabiduría y su dedicación, sacrificaba todas las horas del día en bien del alumno, incansable en repetir la lección hasta que todos la entendían. Cada día después de la clase conducía a sus alumnos a la iglesia para adorar el Santísimo y orar ante la Virgen de la Merced, particularmente los jueves y sábados. Tenía duende, acertando en promediar la disciplina con la jovialidad. En 1916 sacó el bachillerato civil y el 23 de febrero de 1917 el padre Pedro Armengol Valenzuela lo constituyó bachiller en letras y filosofía por la Orden, luego de adecuada prueba. Ese mismo año, del 4 al 11 de marzo participó en la misión general de Barcelona correspondiéndole la parroquia de Santa María del Mar. Se le constata predicando con frecuencia en Almenar, Artesa, Borges Blanques, Barbastro; imparte ejercicios espirituales en colegios con enganche de vocaciones.

En 1918, cuando las fiestas centenarias de la Merced, predicó el 10 de agosto en la misa de comunión general de la basílica de la Merced; este año se le localiza en El Puig, Elche, Valencia, Puigvert. En 1919 el padre Carbonell llevaba la administración del colegio y visitó la cofradía de nuestra Señora de la Merced de Valencia. Va perfilándose como predicador de altos vuelos, llegándose en 1920 a Sidamunt, Alicante y Barcelona. En 1920 predicó la novena de la Merced en Palma, por los sermones le daban 20 pesetas; el 13 de enero de ese año se leyó en el capítulo provincial un desairado documento acerca del colegio ilerdense, suscrito entre otros por el padre Carbonell, el capítulo lo constituyo consejero doméstico y el 20 de febrero su comunidad lo nombró vicario de la casa.

En 1921 predicó numerosas veces en Torres, Altorricón, Menarguens, Montblanc, Albi, Sidamuntel, en la catedral el triduo de san Pedro, en las Dominicas los ejercicios espirituales, en San Lorenzo, en Palma la novena de san Antonio. El lunes de Pascua lo delegó la Caixa para el homenaje a la vejez, utilizando a los colegiales para la misa y una velada. Fue instituido vocal de la junta de Instrucción de Lérida, de la junta local catequística en Sidamunt. Se despidió de Lérida, pero volvió a vérsele en 1922,entre los días 18 y 22 de junio.

Es ilustrador el testimonio de sor Montserrat Valentines: Me llamaba la atención que cuando venía a confesarme lo encontraba tan devoto junto al sagrario, que me edificaba. Recuerdo una carta suya sobre la obediencia que me impresionó por sus conceptos y su unción; era pacientísimo, tenía mucha amabilidad y delicadeza de conciencia. Hablaba muy devotamente de la Virgen. En el colegio teníamos óptima impresión; eran muy interesantes y fructíferos los ejercicios que predicaba, y todos sus sermones. Manifestaba un gran celo por las almas. Su salida de Lérida fue muy sentida.

La hermana Mercedes Cunillera entera de algo muy peculiar del padre Carbonell en Lérida: Siendo yo estudiante de magisterio tuve ocasión de conocerlo, cuando él era el paladín contra la escuela laica; nos reunía a los estudiantes para combatir y hacer mucho apostolado llegando a hacernos comprender lo que significaba ser apóstoles. Llevado fuera de Lérida, cuando venía se reunía de nuevo, preguntándonos cómo íbamos en el apostolado y animándonos a continuar luchando por las almas; lo habían señalado para un reformatorio de retardados mentales y puso tanto empeño en ello que decía que podíamos influir en las familias por medio de los niños retardados. Como director espiritual nos hizo mucho bien a mí y a muchos.

Lo mismo en El Puig, adonde fue llevado el 28 de enero de 1922, porque la Merced recobraba el histórico monasterio, y se proyectaba una comunidad dedicada a la docencia. En el capítulo del 13 de enero de 1923 tuvo un voto para provincial. En junio, del 5 al 19, se hallaba en Mallorca.

Pero la etapa más apasionante de su vocación pedagógica fueron los años, desde 1926 a 1931, que dirigió el reformatorio de menores de Godella. Supo ser padre, amigo, referencia de aquellos muchachos, iniciados ya en el mundo de la delincuencia, que de su mano ensayaban nuevos derroteros. El secretario del Tribunal de menores, Francisco Vives, atestigua que era diligentísimo, grandemente celoso, muy virtuoso, muy fervoroso, siempre dispuesto a sacrificarse, de un dinamismo apostólicamente extraordinario, de riqueza espiritual. De sus principios educativos, ha quedado rico acervo en los treinta y siete artículos escritos para El Colegial Mercedario y Nuestra Colonia.

No por eso declinó de su carisma de predicador. Quizá fue en el púlpito donde más relevante se manifestó su personalidad. Fascinaba, pero sobre todo adoctrinaba y movía. Su palabra cálida, muy elegante, directa, ungida, destilaba caridad, amor a María, veneración eucarística. Parecía no cansarse, pues nunca renunciaba a un sermón; capaz de estar predicando simultáneamente dos o tres cuaresmas, novenarios o misiones. No tenían desperdicios sus discursos, por su doctrina y su unción, expresará la mercedaria Inés de Cué que llegará a decir cómo era un religioso dignísimo y santo, uno de esos religiosos que honran a la Iglesia. Particularmente famoso se hizo en Valencia, donde era llamado el predicador de la caridad y el enamorado de la Eucaristía. Por los años de 1925, varias veces, predicó en el monasterio de Bérriz las novenas de nuestro Padre y de nuestra Madre. El 27 de abril de 1927 corrió con el panegírico del gran homenaje a san Pedro Armengol en Guardia dels Prats que presidió el cardenal Francisco de Asís Vidal i Barraquer. Y lo seguiremos oyendo en los púlpitos de Mallorca, Lérida, Barbastro… Se lo rifaban, y él satisfacía, ése era su talante, en cuanto podía.

En 1930 fue superior de Palma del 18 de octubre al 26 de noviembre. Breve intervalo de su permanencia en tierras valencianas. Y porque a donde iba, volvía, pues le reclamaban, lo rastrearemos posteriormente en la Isla; por ejemplo, para predicar, con tres sacerdotes de Godella, por las visitas canónicas…

Se halló en el capítulo general de 1931. Era superior de El Puig, el año 1932, cuando el capítulo provincial lo eligió superior provincial el 1 de agosto; salió de rebote, a la quinta votación; mas algo explica que fuera designado antes secretario provincial e impartiera una meditación a los capitulares. En 1935 sería distinto, lo reeligieron a la primera y con casi todos los sufragios. Ahora, 1932, continuó en El Puig; el 17 de septiembre estaba en Bérriz, pasó a Belchite, Zaragoza, Lérida; el 13 de octubre se localiza en El Puig; en noviembre estaba enfermo de cuidado, pero el 17 paraba en Madrid, volvió a El Puig, viajó a Barcelona. El 3 de diciembre recalaba en El Puig. No paraba, pero estaba al tanto de todo, particularmente de los estudiantes,

Porque el padre Carbonell trajo un sistema nuevo de gobierno. Se mueve, viaja, visita las comunidades, habla con todos, escribe muchas cartas, se interesa por cada religioso, está en los detalles, amonesta, anima, concede, corrige y corta si hace falta. Sufre por todos, porque es padre, padre humilde y sencillo, que sabe animar. No le importan los sacrificios que ello comporte. Crea comunidad provincial. No obstante que no gozaba de buena salud, que a primeros de 1933 tuvo mareos, temblores, pérdida de fuerzas, preocupante: Aunque gracias a Dios –escribía-, haga la vida ordinaria, comprendo que me voy agotando paulatinamente. Pero no paraba; en enero se llegó a Zaragoza, luego a Lérida; el 4 de enero estaba en Barcelona, el 10 en Palma. En marzo predicaba una cuaresma en Valencia, cinco sermones semanales, estaba exhausto, pero tenía que ganar unas pesetas para mantener a los estudiantes. Predicó la novena de nuestra Madre en Mallorca este año 1933 y –contaba al padre Francisco Gargallo- la he pasado toda con una infección intestinal, no pudiendo tomar más que caldo vegetal, patata hervida y fruta. Pero, que él se halle enfermo, no le impide estar bien al tanto de cada uno de los religiosos, de los ancianos, de los delicados, sobre todo del padre Mariano Ferrer, que, por haberse agotado en la misión de Piauí, devino en la demencia.

Su actitud rompedora se manifestó sacando a los estudiantes profesos de El Olivar, como son fehacientes las noventa y tres cartas (ochenta y nueve al padre Francisco Gargallo) que conservamos. En contra de la opinión de los barones de la provincia, que ven un riesgo de relajación y le tildan de caprichoso. Convencido de que los nuevos mercedarios necesitan una formación sólida y contrastada, el 26 de septiembre de 1933 crea en Benicalap el colegio San Pedro Nolasco, para que los coristas asistan al seminario diocesano de Valencia. Él estará con ellos. Le ayudan el padre Martín Ortúzar, fray Pedro Casalod, el padre José María Fabián, el padre Pablo Mateo Conde, pero a veces está él solo de formador.

Los formandos, de El Olivar o de Benicalap, sus chicos, son su ojo derecho. Les procuraba leche, mantas, turrones, libros, máquinas de escribir, vacas; cuanto dinero podía ganar o replegar. Qué fatigas buscar obispo que los ordenara, librarlos de la mili... Se preocupa porque Isidoro Covarrubias no crece, porque Juan Parra pasa una temporada de escrúpulos, porque Esteban Portugal habrá de ir a filas. Para acudir a sus necesidades les procura algunas pesetas con sus trabajos; predica y predica más y más, por todas partes. Sus contribuciones, normalmente de veinte pesetas por sermón; las pobrísimas aportaciones de las comunidades, no abastan, pero no se arredra: No sé cómo nos las vamos a componer, pero no se le ocurra a vuestra paternidad el mandar postulantes a su casa por el motivo o el temor de no poder alimentarlos, hay que confiar mucho en la Divina Providencia y esperar que Dios proveerá. Se le ve mendigando a las comunidades de Barcelona, Lérida, San Ramón; discurriendo de acá para allá, así en agosto de 1934 estuvo en Bilbao, en Bérriz, en Orozco; a Bilbao tornaría en septiembre. Y aquellos medios de comunicación…

Cuenta al respecto Manuel López, estudiante que convivió con él en Benicalap, siendo ya provincial, cómo lo veían modelo de vida religiosa, tenía un cuidado enorme de nuestra formación, sin regatear empeño a fin de que en la Orden surgiesen buenas vocaciones, preocupándose grandemente de la vida espiritual de los coristas. La idea que tengo de él es que era un santo, muy humilde a pesar de ser provincial, tratándonos con respeto y afecto. Lo conceptuábamos de gran pedagogo y predicador.

A todo esto es un enfermo crónico. Coge unos gripazos mayúsculos. Sufre una gastro-colitis crónica y una depresión muy marcada en el sistema vascular, producida por la intoxicación del tabaco. No puede con el tabaco, y pide que recen por él para que Dios le libere de su dependencia. El padre Bienvenido Lahoz nos ha trazado su retrato moral y su desarrollo espiritual, lo humaniza: en un principio fue un poco ligero; luego se equilibró, demostrando grandes dotes de gobierno cuando fue electo provincial; manifestó gran caridad, comprensión, mucho afecto a los súbditos, no obstante que parecía nervioso; fue creciendo en virtud, revelándose hombre de Dios manifestándolo en el fervor de sus sermones, siendo su fuerte la caridad.

El padre Jaime Monzón, fue su gran colaborador, como formador de los estudiantes profesos: Muy devoto del Corazón de Jesús y lleno de celo por salvar las almas. Ponía todo el empeño en la formación de los jóvenes aspirantes al sacerdocio y se hacía pedazos para allegar los medios necesarios para su sustentación. Era muy suave en corregir los defectos de los estudiantes, sin dejar de hacerlo, muy delicado en la caridad, nunca hablaba mal de nadie, no permitía que en su presencia se hiciera la menor crítica y se murmurase, y si se apercibía que alguno tenía ese vicio, lo corregía con afabilidad y aún con firmeza. El padre Juan Parra recuerda cómo en sus exhortaciones a la comunidad y a los fieles era frecuente el tema de la caridad. Alejandro Angulo pone una nota muy personal: Se levantaba por la noche muy frecuentemente, pasando largos ratos ante el sagrario.

Lérida era muy querida por el padre Carbonell, y no se hacía de rogar cuando le pedían algún sermón; en junio de 1935 predicada la novena del Espíritu santo en casa, el 23 de diciembre iniciaba en la catedral la novena del santo Pañal, mientras apencaba en nuestra iglesia con la misa del gallo y la celebración de los Jueves eucarísticos.

Y a su querencia se vino, cuando Barcelona se prendió el 18 de julio de 1936, porque aquí se creía seguro. Más bien hay que pensar que el Señor lo trajo para que en Lérida coronara su extraordinaria vida con la palma del martirio. El 21 de julio, estando celebrando la misa, irrumpieron los milicianos, fusil en mano y amenazando a los fieles, por lo que, terminada la Eucaristía, se cerró el templo. Los religiosos de la comunidad se escondieron en casas de amigos. Él se refugió en casa del sacerdote Eugenio Terraza, calle de san Antonio 21. Comenzaron las quemas y asesinatos. Estaba profundamente abatido y le preocupaba qué suerte podrían correr el medio centenar de jóvenes seminaristas que había en El Olivar. Pasaba el tiempo en oración, preparándose al martirio, como persuadido de que le llegaba de un momento a otro, resignado a la divina providencia.

El 25 de julio, a las siete de la mañana, aporrearon violentamente la puerta y entraron en el domicilio cinco milicianos. Estaba tranquilamente sentado en su habitación, y preguntado -quién era; dijo resueltamente: -Soy sacerdote y provincial de los Mercedarios. -No hemos perdido el viaje, dijeron los forajidos.

Se lo llevaron, iba entre tres milicianos armados, con los brazos en alto y la cabeza muy baja, y a sólo unos pasos, en plena calle, lo acribillaron a balazos.

Este grupo de mártires está integrado por:

1. MARIANO ALCALÁ PÉREZ, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 11 Mayo 1867 en Andorra, Teruel (España)
martirio: 15 Septiembre 1936 en Andorra, Teruel (España)

2. TOMÁS CARBONELL MIQUEL, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 20 Diciembre 1888 en Jijona, Alicante (España)
martirio: 25 Julio 1936 en Lleida (España)

3. FRANCISCO GARGALLO GASCÓN, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 24 Febrero 1872 en Castellote, Teruel (España)
martirio: 07 Agosto 1936 en Muniesa, Teruel (España)

4. MANUEL SANCHO AGUILAR, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 16 Enero 1874 en Castellote, Teruel (España)
martirio: 07 Agosto 1936 en Muniesa, Teruel (España)

5. MARIANO PINA TURÓN, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 13 Atril 1867 en Híjar, Teruel (España)
martirio: 08 Agosto 1936 en Muniesa, Teruel (España)

6. PEDRO ESTEBAN HERNÁNDEZ, religioso mercedario profeso
nacimiento: 27 Julo 1869 en Híjar, Teruel (España)
martirio: 01 Septiembre 1936 en "Mas de los Sidricos", Híjar, Teruel (España)

7. ANTONIO LAHOZ GAN, religioso mercedario profeso
nacimiento: 22 Octubre 1858 en Híjar, Teruel (España)
martirio: 01 Septiembre 1936 en "Mas de los Sidricos", Híjar, Teruel (España)

8. JOSÉ TRALLERO LOU, religioso mercedario profeso
nacimiento: 28 Diciembre 1903 en Oliete, Teruel (España)
martirio: 05 Agosto 1936 en "Barranco del Agua", Estercurel, Teruel (España)

9. JAIME CODINA CASELLAS, religioso mercedario profeso
nacimiento: 03 Mayo 1901 en Aguilar de Segarra, Barcelona (España)
martirio: 05 Agosto 1936 en "Barranco del Agua", Estercurel, Teruel (España)

10. JOSEP REÑÉ PRENAFETA, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 15 June 1903 en Lleida (España)
martirio: 16 Agosto 1936 en Barcelona (España)

11. ANTONIO GONZÁLEZ PENÍN, religioso mercedario profeso
nacimiento: 01 Marzo 1864 en San Salvador de Rabal, Celanova, Orense (España)
martirio: 10 Agosto 1936 en Barcelona (España)

12. TOMÁS CAMPO MARÍN, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 23 Enero 1879 en Mahamud, Burgos (España)
martirio: 20 Agosto 1936 en Lleida (España)

13. FRANCESC LLAGOSTERA BONET, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 30 Agosto 1883 en Valls, Tarragona (España)
martirio: 20 Agosto 1936 en Lleida (España)

14. SERAPIO SANZ IRANZO, religioso mercedario profeso
nacimiento: 01 Octubre 1879 en Muniesa, Teruel (España)
martirio: 20 Agosto 1936 en Lleida (España)

15. ENRIC MORANTE CHIC, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 23 Septiembre 1896 en Lleida (España)
martirio: 25 Julio 1936 en Lleida (España)

16. JESÚS EDUARD MASSANET FLAQUER, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 16 Enero1899 en Capdepera, Islas Baleares (España)
martirio: 25 Julo 1936 en Lleida (España)

17. AMANCIO MARÍN MÍNGUEZ, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 26 Marzo 1908 en Celada del Camino, Burgos (España)
martirio: 26 Julo 1936 en Binéfar, Huesca (España)

18. LORENZO MORENO NICOLÁS, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 24 Marzo 1899 en Lorca, Murcia (España)
martirio: 03 Noviembre 1936 en Lorca, Murcia (España)

19. FRANCESC MITJÁ i MITJÁ, religioso mercedario profeso
nacimiento: 26 June 1864 en Arbucias, Girona (España)
martirio: Enero 1937 en Ivorra, Lleida (España)

Let's block ads! (Why?)

23:32

Por: . | Fuente: www.bisbatlleida.org

Sacerdote y Mártir

Martirologio Romano: En diversos lugares de la diócesis de Lleida (Lérida), España, Beatos Mariano Alcalá Pérez y 18 compañeros de la Orden de la Bienaventurada Virgen de las Mercedes, asesinados por odio a la fe. ( 1936-37)

Fecha de beatificación: 13 de octubre de 2013, durante el pontificado de S.S. Francisco.

Nació en Lérida el 25 de septiembre de 1896, siendo sus padres Magín, abogado, y Dolores. Ella lo ofreció a la Virgen de la Merced para que se consagrase a su servicio. De inmediato fue llevado a la fuente bautismal de la catedral, el 28 de septiembre, poniéndole los nombres de Enrique y Ramón. Tan pronto como tuvo la edad fue ingresado en el colegio de la Merced, donde recibió la primera comunión y cursó los primeros años, empalmando con el postulantado. Contaba su hermana Carmen cómo apenas balbuceaba cuando ya decía que quería ser mercedario; cómo de niño no sabía salir del templo mercedario, a donde llegaba todas las mañanas, aún antes de que el sacristán abriese la puerta; cómo cuando regresó del servicio militar, la familia acudió para verlo en San Ramón, y lo provocaban que dejara los hábitos; más él afirmaba que prefería morir a abandonar su vocación; cómo siempre fue bueno, caritativo y muy mariano; cómo de palabra y por carta recomendaba a su familia que fuesen buenos y que rezaran el rosario.

Durante su estancia en el Colegio de Lérida, afirma un religioso, su obediencia, aplicación, hu­mildad, sumisión, docilidad, cariño, sencillez, bondad y afecto le granjearon la simpatía y el afecto de los Padres. Desde Lérida el 5 de enero de 1912 fue enviado, con quince años, a El Olivar, donde aquel mismo año siguió el segundo de latinidad, continuando hasta cuatro.

Tomó el hábito el 8 de septiembre de 1914, a las 8’30, de manos del padre Luis Prat y en presencia del padre Francisco Gargallo. Emitió la profesión simple el 17 de septiembre del año siguiente, a las 20 horas, ante los padres Ramón Martín y Antonio Félix Cadaveira. Ya vino bueno, pero aún se perfeccionó más en el noviciado y siguió progresando durante los demás años del proceso formativo.

En El Olivar, en el curso 1915-16 estudió el primero de filosofía. El 20 de octubre de 1916 fue trasladado a Lérida, de donde regresaría a El Olivar el 12 de octubre de 1918 para estudiar teología, pero el 2 de octubre de 1919 pasó a San Ramón. En l922 estaba haciendo el servicio militar, del 20 de noviembre al 2 de diciembre pasaba por Lérida hacia San Ramón, y la crónica conventual expresa que hizo el servicio militar en Zaragoza y un año en Larache en la compañía de Sanidad militar; del 11 al 16 de ese diciembre nuevamente se constata en Lérida, de revisión médica. Otra vez estuvo en Lérida desde el 30 de diciembre de este año al 3 de enero de 1923. Este año pasó en Lérida desde el 30 de enero al 2 de febrero, cuando partió para San Ramón; también andaba en Lérida con las quintas el 18 de noviembre, yéndose al día siguiente a La Segarra.

En San Ramón seguía en mayo de 1923: el 11 de mayo, en Ivorra, fue tonsurado por el obispo de Solsona; este mismo prelado el inmediato día 13, en Masoteras, le confirió las tres Órdenes menores primeras. Ya en 1924, el 11 de abril, profesó de solemnes; 13 y el 14 de junio recibió acolitado y subdiaconado en Solsona; diacono era cuando la visita canónica del padre Barros entre el 26 y el 30 de septiembre; el 20 de diciembre de 1924 fue ordenado presbítero por el obispo de Lérida José Miralles, en la capilla de su palacio. Cantaría la primera misa solemne en Lérida el 28 del mismo diciembre, siendo padrinos los esposos Reixach y el padre Ramón Martín, ministros los padres Menchaca y Massanet, predicando su tío Fulgencio Chic que lo había bautizado.

El 31 de diciembre de 1924 pasó a Barcelona. Allí estaba en 1926, pues del 25 al 27 de mayo acompañó la peregrinación de la Esclavitud a Montserrat y desde el 14 al 25 de junio la peregrinación a Santiado de Campostela. Durante su estancia en Barcelona manifestó gran amor visitando a los enfermos, socorriendo a los menesterosos, educando a los niños de los barrios pobres, ayudando a sus fami­lias con limosnas que él se procuraba con gracia especial de las personas pudientes; contando de él el padre Bienvenido Lahoz cómo siendo director de la escolanía se había hecho famoso por su corazón com­pasivo, no solamente con los escolanes, sino también para con sus familias, ordinariamente muy pobres. Cuando sabía que estaban necesitadas las visitaba y por todos los medios procuraba soco­rrelas. No acertaré a ponderar la caridad del padre Morante para con los po­bres y enfermos y su instinto para encontrar los rincones más re­pugnantes y abyectos. Aun estando en Puerto Rico, recibía con frecuencia cartas de familias necesitadas de Barcelona, agradeciéndole efusiva y cálidamente, el bien que les había hecho.

El 28 de febrero de 1927 fue para Puerto Rico, saliendo en el buque León XIII con los padres Francisco Gargallo y Bienvenido Lahoz. Se encargó primero de la parroquia de Maricao y luego de la de las Marías. Pero, por lo que fuera, no resultaron las expectativas que les habían llevado a Puerto Rico; los padres Lahoz y Morante, enfermos y desmoralizados, tuvieron que regresar, estando el 1 de octubre de 1929 en Barcelona con el buque Magallanes.

Mas no fue aquel tiempo esteril, ni menos la experiencia constituyó un fracaso. Sirvió de ocasión para que, durante dos años, se revelaran su incansable fuego apostólico y su caridad heroica. Se dio a evangelizar los poblados dispersos por los montes, realizó cientos de bautismos y matrimonios, catequizó a los niños que le seguían en tropel, enseñaba cantos y celebraba entrañables funciones sagradas. La gente lo veneraba. Muchas veces supe — dice su compañero el padre Lahoz — que su parte de leche y frutas, sobre todo plátanos que personas caritativas enviaban para la Comunidad, las enviaba a familias pobres y misera­bles que él conocía. Hasta que cayó gravemente enfermo logró que las gentes mejor acomodadas se preocuparan de los po­bres de una manera desacostumbrada y ejemplar. “No se le puede resistir, decían; lo pide y se le ha de dar.” Eso, acertaba a comprometer. Hasta que se agotó, cayendo enfermo, extenuado y con frecuentes ataques epilépticos.

El 7 de febrero de 1930 en Barcelona, cuando daba la comunión, tuvo un ataque, se cayó, se golpeó la nariz y permaneció desvanecido media hora. Volvió a Lérida del 25 de agosto al 3 de septiembre de 1931. En la fiesta de San Ramón en su santuario de 1932 tocó el órgano. Parece que está en Lérida desde septiembre de 1933, aparece en misas salteadas y en diciembre celebra a diario.

Pasó algún tiempo en El Puig, donde lo recordará Ricardo Alapont buenísimo, igual con todos, pero volcado con los pobres y con los niños, que se llevaba detrás de sí por las calles y plazas; los educaba y les regalaba caramelos; todos los días visitaba a los enfermos y a los pobres, llevándoles limosnas. Ésa era su constante: en todas las épocas de su vida lo más saliente que notan de él quienes le trataron, es la caridad. A eso unía una profunda humildad, sin aceptar lisonjas y buscando quedar en segundo plano, así como el aborrecimiento de toda murmuración. Lo veía tan humilde y piadoso me parecía un ángel, revelará Carmen Bernat, que lo conoció niño, cuando no hacía sino hablar de entrar en la Merced, y mayor sacerdote eminente por su caridad, amor al prójimo y todas las virtudes.

El informe del provincial de 9 de mayo de 1934 lo sitúa en Benicalap, maestro interino de los coristas, una vez repuesto se le encomendó la delicada misión de formar a los estudiantes profesos de la Orden en Benicalap, y luego derrochó nuevamente cariño y atenciones con los chiquillos y a los desfavorecidos de El Puig de Santa María. Entró en la comunidad ilerdense el 4 mayo de 1936; al dispersase la comunidad anduvo vagando hasta que fue aprehendido 25 de julio.

Pero faltó desde el 18 de enero de 1934, volviendo de visita en abril y julio de 1935. Este año estaba en Valencia, participó en el capítulo de San Ramón entre el 3 y el 8 de agosto de 1935, se cuenta que con una enorme humildad, extraño entre los más representados de la Provincia, apenas si desplegó los labios. En 1936 en Lérida estuvo del 4 de junio, al menos por todo el mes, predicando el tríduo de la Ascensión de los Jueves y el octavario de Espíritu santo.

Cuando estalló la revolución acudió a su madre, calle Pórticos Altos 8, pero, por no comprometer a la familia, se fue, pasó la noche del 21 al 22 en casa de M.A. Remacha, y de ahí por la mañana, se lanzó al campo, a la partida de Grenyana, buscando –dijo- una casa de personas de derechas para esconderse hasta que pasara todo; le advirtieron que había por allí poca gente de fiar. Llegó el 22 por la tarde a la ermita de nuestra Señora de Grenyana, que cuidaba Liberata Ibars, el padre pasaba el día en la arboleda, por la noche llegaba a la ermita y la guardiana le daba algo caliente que comer y una manta; luego se iba a pasar la noche entre los árboles o en una masía ruinosa. Los guardines le encarecían que huyera a Francia, pues estaba en peligro, incluso le ofrecieron dinero. Agradeció todas las atenciones, y se puso en camino de Lérida. De todos era conocido el caso del fraile, y los foragidos estaban al acecho, sólo a quince minutos de la ermita lo apresaron dos jóvenes marxistas, que lo amarraron con el ronzal de una caballería. Sólo objetó que no le causaran daño, pues él no había hecho ningún mal. Lo transportaron hasta la estación del tren de Lérida, y allí lo lincharon los milicianos, denostado, apabullado. Su cadáver paró en una fosa común. Ocurrió sobre la una de la tarde del 25 de julio. La inscripción de su defunción lo notificaba como finado a consecuencia de un traumatismo.

Así acabaron con aquel gran hombre que sólo hizo el bien, porque la caridad se hizo vida en él, por don­de quiera que pasara, dejaba el delicado perfume de la reina de las virtudes .Que seducía porque reflejaba el buen olor de Cristo, moviendo a cuantos le trataban al más grande respeto y devoción.

Este grupo de mártires está integrado por:

1. MARIANO ALCALÁ PÉREZ, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 11 Mayo 1867 en Andorra, Teruel (España)
martirio: 15 Septiembre 1936 en Andorra, Teruel (España)

2. TOMÁS CARBONELL MIQUEL, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 20 Diciembre 1888 en Jijona, Alicante (España)
martirio: 25 Julio 1936 en Lleida (España)

3. FRANCISCO GARGALLO GASCÓN, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 24 Febrero 1872 en Castellote, Teruel (España)
martirio: 07 Agosto 1936 en Muniesa, Teruel (España)

4. MANUEL SANCHO AGUILAR, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 16 Enero 1874 en Castellote, Teruel (España)
martirio: 07 Agosto 1936 en Muniesa, Teruel (España)

5. MARIANO PINA TURÓN, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 13 Atril 1867 en Híjar, Teruel (España)
martirio: 08 Agosto 1936 en Muniesa, Teruel (España)

6. PEDRO ESTEBAN HERNÁNDEZ, religioso mercedario profeso
nacimiento: 27 Julo 1869 en Híjar, Teruel (España)
martirio: 01 Septiembre 1936 en "Mas de los Sidricos", Híjar, Teruel (España)

7. ANTONIO LAHOZ GAN, religioso mercedario profeso
nacimiento: 22 Octubre 1858 en Híjar, Teruel (España)
martirio: 01 Septiembre 1936 en "Mas de los Sidricos", Híjar, Teruel (España)

8. JOSÉ TRALLERO LOU, religioso mercedario profeso
nacimiento: 28 Diciembre 1903 en Oliete, Teruel (España)
martirio: 05 Agosto 1936 en "Barranco del Agua", Estercurel, Teruel (España)

9. JAIME CODINA CASELLAS, religioso mercedario profeso
nacimiento: 03 Mayo 1901 en Aguilar de Segarra, Barcelona (España)
martirio: 05 Agosto 1936 en "Barranco del Agua", Estercurel, Teruel (España)

10. JOSEP REÑÉ PRENAFETA, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 15 June 1903 en Lleida (España)
martirio: 16 Agosto 1936 en Barcelona (España)

11. ANTONIO GONZÁLEZ PENÍN, religioso mercedario profeso
nacimiento: 01 Marzo 1864 en San Salvador de Rabal, Celanova, Orense (España)
martirio: 10 Agosto 1936 en Barcelona (España)

12. TOMÁS CAMPO MARÍN, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 23 Enero 1879 en Mahamud, Burgos (España)
martirio: 20 Agosto 1936 en Lleida (España)

13. FRANCESC LLAGOSTERA BONET, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 30 Agosto 1883 en Valls, Tarragona (España)
martirio: 20 Agosto 1936 en Lleida (España)

14. SERAPIO SANZ IRANZO, religioso mercedario profeso
nacimiento: 01 Octubre 1879 en Muniesa, Teruel (España)
martirio: 20 Agosto 1936 en Lleida (España)

15. ENRIC MORANTE CHIC, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 23 Septiembre 1896 en Lleida (España)
martirio: 25 Julio 1936 en Lleida (España)

16. JESÚS EDUARD MASSANET FLAQUER, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 16 Enero1899 en Capdepera, Islas Baleares (España)
martirio: 25 Julo 1936 en Lleida (España)

17. AMANCIO MARÍN MÍNGUEZ, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 26 Marzo 1908 en Celada del Camino, Burgos (España)
martirio: 26 Julo 1936 en Binéfar, Huesca (España)

18. LORENZO MORENO NICOLÁS, sacerdote mercedario profeso
nacimiento: 24 Marzo 1899 en Lorca, Murcia (España)
martirio: 03 Noviembre 1936 en Lorca, Murcia (España)

19. FRANCESC MITJÁ i MITJÁ, religioso mercedario profeso
nacimiento: 26 June 1864 en Arbucias, Girona (España)
martirio: Enero 1937 en Ivorra, Lleida (España)

Let's block ads! (Why?)

19:09

[unable to retrieve full-text content]

Patrón de España. Solemnidad del apóstol Santiago, hijo del Zebedeo y hermano de san Juan Evangelista, que con Pedro y Juan fue testigo de la transfiguración y de la agonía del Señor. Decapitado poco antes de la fiesta de Pascua por Herodes Agripa, fue el primero de los apóstoles que recibió la corona del martirio (s. I).

19:09

[unable to retrieve full-text content]

Santa Carmen Sallés, religiosa española, fundadora de las Hermanas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza y abogada de la igualdad de hombres y mujeres y gran promotora de la educación de niños y jóvenes.

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.