10/30/13









Wolfgang de Ratisbona, Santo
Wolfgang de Ratisbona, Santo

Obispo de Ratisbona

Octubre 31




Etimológicamente significa “que camina como el lobo”. Viene de la lengua alemana.


El aliento fundamental del creyente en todo tiempo y lugar lo constituye la oración. Si no se alimenta de ella se parece a un cielo sin sol o a un jardín sin bellas flores.


La vida de este joven comenzó en el año 937 hasta que murió en Peppingen (Austria) el 31 de octubre del 994.


Cuando en la vida hay personas que les molesta el nombre que le han puesto, él, sin embargo, se lo agradeció a sus padres. Y con gracia les decía:" Sólo que yo corro detrás de las ovejas para alimentarlas y no para matarlas".


Comenzó su trabajo como profesor. Pero este trabajo, aunque bello y lindo, no le llenaba. Por eso pidió entrar en los Benedictinos.


En sus sueños juveniles llevaba impresa la imagen de ser misionero en Hungría. No era el mejor momento, ya que los húngaros habrían sufrido una derrota con los alemanes.


A su vuelta de Hungría, lo nombraron obispo de Ratisbona. Fue un obispo apostólico, lleno del celo de Dios por sus fieles. Mostraba ante ellos una santidad viva y un amor que no conoce límites.


Logró, mediante su ejemplo, transformar la diócesis y al mismo clero.


Tenía tiempo para todo. El mismo se encargó de la formación del futuro emperador san Enrique II.


Por su parte era amable e indulgente con todos, sobre todo con los que más merecían estas dos cualidades de su rica personalidad.


Cayó enfermo en Peppingen, cerca de Linz mientras hacía una visita pastoral a esa parte de la diócesis. Lo llevaron, a petición suya, al altar para que le diesen la Unción de los Enfermos. La muchedumbre se agolpaba para verlo. El clero quería impedirlo. Entonces les dijo:" Dejad queme vean morir y que Dios nos dé a todos su misericordia".


¡Felicidades a quien lleve este nombre!



Nació en el siglo VII en Irlanda.

Hermano de San Fursey y San Ultan. Viajó con ellos desde Irlanda a Inglaterra donde realizaron labores misioneras, y establecieron un monasterio cerca de Yarmouth.


Abad de la comunidad en Cnoberesburg, Suffolk por el año 640, una casa fundada por su hermano Fursey.


Durante una guerra entre los Mercians y los Anglosajones en el 650 la casa fue destruida, los hermanos asesinados, capturados o dispersados.


Foillan rescató a sus hermanos, recuperó las reliquias no destuidas, los libros y ornamentos litúrgicos de la casa, y viajó a Francia.


Él y sus hermanos fueron acogidas con beneplácito y apoyados en su labor evangelizadora por el rey Clodoveo II.


Foillan fundó un monasterio en Fosses, diócesis de Lieja, en el año 653 en las tierras donadas por San Itta de Nivelles y Santa Gertrudis de Nivelles.


Fue electo abad de este monasterio, como referencia podemos indicar que a sus alrededores creció a la moderna ciudad de Le Roeulx, Bélgica.


Fue también capellán y director espiritual en la casa fundada por Santa Gertrudis.


Predicador popular y pastor dedicado a su pueblo, murió asesinado junto con tres compañeros por unos bandidos que los atacaron en uno de sus viajes.


Su hermano sobreviviente, Saint Ultan, tomó el cargo de abad de Fosses.



Domingo Collins nació hacia 1566 en la ciudad de Youghal, del condado de Cork, en Irlanda.

Tendría unos veinte años cuando partió para Francia. Allí decidió seguir la carrera militar, en la que tanto se distinguió que rápidamente es promovido al rango de capitán.


En 1598 hace una nueva opción de vida ingresando en la Compañía de Jesús en Santiago de Compostela, donde pronuncia su profesión perpetua como Hermano Coadjutor.


Vuelve a Irlanda en 1601, pero el 17 de junio de 1602 lo hacen prisionero los ingleses, que en vano forcejean por hacerle renegar de su fe. Condenado a muerte, fue ahorcado el 31 de octubre de 1602 en Youghal, ciudad donde había nacido.


Juan Pablo II lo beatificó, juntamente con otros dieciséis mártires irlandeses, el 27 de septiembre de 1992.


Los otros beatificados fueron:

Patrick O’Healy, Obispo de Mayo, 31 agosto

Conn O’Rourke, Sacerdote de los Frailes Menores, 31 agosto

Matthew Lambert, Laico,

Robert Meyler, Laico,

Edward Cheevers, Laico,

Patrick Cavanagh, Laico,

Dermot O’Hurley, Obispo de Cashel

Margaret Ball nata Bermingham, Laica

Maurice Mac Kenraghty, Sacerdote de la diocesis de Limerick

Conor O’Devany, Obispo de Down y Connor

Patrick O’Loughran, Sacerdote de la diocesis de Armagh

Francis Taylor, Laico

Peter Higgins, Sacerdote dominico

Terence Albert O’Brien, Obispo de Emly, domenico

John Kearney, Sacerdote de los Frailes Menores

William Tirry, Sacerdote agustino



Fue inicialmente sacerdote diocesano, ejercía el ministerio de párroco quizás en Cesena en Romagna.

Aproximadamente cuando tenía cuarenta años dejó todo para ser un seguidor de San Francisco de Asís y entrar en la naciente Orden de Frailes Menores.


El Beato Cristóbal ejerció su apostolado entre los leprosos y es distinguido por la austeridad de su vida.


San Francisco lo envió a que predicara en Francia contra algunos herejes. Fundó varios conventos franciscanos, el primero de ellos fue el de Chaors en Guyenne una región al sur de Francia. Le pertence el gran mérito de ser capaz de extender la orden franciscana por las Galias.


Murió en 1272, en Cahors, de Aquitania, posiblemente ya centenario.


Su veneración fue ratificada en 1905.



Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *