08/11/16

23:24

Religiosas Mártires

Martirologio Romano: En Madrid, España, Beatas Melchora de la Adoración Cortés Bueno y 14 compañeras de la Sociedad de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, asesinadas por odio a la fe ( 1936-37)

Fecha de beatificación: 13 de octubre de 2013, durante el pontificado de S.S. Francisco.

Integran el grupo: Sor Melchora de la Adoración Cortés Bueno, Sor María Severina Díaz-Pardo Gauna, Sor Dolores Barroso Villaseñor, Sor Estefanía Saldaña Mayoral, Sor María Asunción Mayoral Peña, Sor Dolores Úrsula Caro Martín, Sor Concepción Pérez Giral, Sor Andrea Calle González, Sor Modesta Moro Briz, Sor Pilar Isabel Sánchez Suárez, Sor Josefa Gironés Arteta, Sor Lorenza Días Bolaños, Sor Gaudencia Benavides Herrero, Sor Juana Pérez Abascal y Sor Ramona Cao Fernández

Breve Semblanza


Sor Melchora de la Adoración Cortés Bueno, Sor María Severina Díaz-Pardo Gauna, Sor Dolores Barroso Villaseñor, Sor Estefanía Saldaña Mayoral y Sor María Asunción Mayoral Peña

Sor Melchora de la Adoración Cortés Bueno nació en Sos del Rey Católico (Zaragoza), Diócesis de Jaca, el día 4 de enero de 1894. Entró en Comunidad el 18 de marzo de 1914. Realizó su servicio y misión educativa como maestra en varios destinos, siendo el último el Colegio de la Inmaculada de Leganés. Este fue su destino más largo en el que vivió totalmente entregada a la educación de sus alumnas, muchas de ellas procedentes de familias muy necesitadas. Al momento del martirio tenía 42 años de edad.

Sor María Severina Díaz-Pardo Gauna nació en Vitoria, Diócesis de Alava, el 23 de octubre de 1895. Alumna de las Carmelitas, conoció a las Hijas de la Caridad acompañando a su padre que era miembro de las conferencias de San Vicente. Entró en Comunidad el 2 de agosto de 1917. Realizó su misión educativa como profesora de música en varios Colegios, siendo el último el Colegio de la Inmaculada de Leganés. Destacó su delicadeza, finura de trato, sencillez, vida interior y confianza en la Providencia. Desde que entró en comunidad manifestó su deseo expreso de ser santa. Sufrió el martirio a los 40 años de edad

Sor Dolores Barroso Villaseñor nació en Bonares (Huelva) el4 de octubre de 1896. Entró en Comunidad el 2 de diciembre de 1926. Realizó su misión como enfermera en el Asilo de Málaga y en el Hospital Psiquiátrico de Santa Isabel de Leganés. Vivió entregada de lleno a los enfermos mentales para los que tenía un don especial de comprensión, cariño y dedicación. De allí fue al martirio a los 39 años de edad. Destacó por su entrega y cariño especial a los enfermos mentales. Era persona de gran vida interior, acogedora y trasmitía a los demás su profunda confianza en Dios.

Sor Estefanía Saldaña Mayoral nació en Rabé de las Calzadas (Burgos) el 1 de septiembre de 1873. Entró en Comunidad a los 17 años, el 9 de agosto de 1890. Fue una excelente maestra de párvulos en varias Escuelas y centros educativos. Era muy fiel a las Reglas de la Compañía y escrupulosa en su cumplimiento. Manifestó siempre una obediencia delicada, incluso en tiempos ya de persecución, cuando fue destinada al Hospital Psiquiátrico de Leganés, de donde salió para el martirio a los 62 años de edad. Destacó por su disponibilidad y deseo sincero de fidelidad a la Voluntad de Dios manifestada a través de los Superiores.

Sor Ma. Asunción Mayoral Peña, prima hermana de la anterior, nació en Tardajos (Burgos) el 18 de agosto de 1879. Entró en Comunidad el 17 de marzo de 1897 y desarrolló su misión caritativa, como enfermera en varios Hospitales. Fue acogida en el Hospital Psiquiátrico de Leganés al ser expulsada su Comunidad del Asilo de Ciegos de Madrid, Ya anteriormente en 1934, durante la revolución de Asturias, había sido expulsada también del Sanatorio de Santa María del Naranco de Oviedo, experimentando de cerca la persecución. Fue al martirio a los 57 años. Destacó siempre por su generosidad y amor a los pobres.

Estas cinco Hijas de la Caridad al ser obligadas a abandonar la Casa de Leganés, se refugiaron en la Pensión de Doña Petra Saldaña, hermana de Sor Estefanía. Allí fueron delatadas a los milicianos de la F.A.I. por dos antiguas alumnas. Por tres veces confesaron que eran Hijas de la Caridad durante los registros y por este motivo fueron fusiladas junto a la Puerta de Hierro de Madrid, la noche del 12 de agosto de 1936 en presencia de la misma Doña Petra Saldaña y su yerno D. Santiago Rico. Previamente les había ofrecido hacerse maestras o enfermeras del Socorro rojo, renunciando a su condición de Hijas de la Caridad, oferta que ellas rehusaron prefiriendo sellar su vocación con su propia sangre.

Sor Dolores Úrsula Caro Martín, Sor Concepción Pérez Giral y Sor Andrea Calle González

Sor Dolores Caro Martín nació en Granátula, Provincia y Diócesis de Ciudad Real el 21 de octubre de 1893. Entró en Comunidad el 9 de mayo de 1917. Era maestra y enfermera. Su destino más largo fue el Colegio de las Mercedes de Madrid, ocupándose fundamentalmente de la enfermería. Era una Hija de la Caridad de convicciones muy sólidas, de doctrina muy clara. En circunstancias difíciles fue nombrada Hermana Sirviente de la Casa de Misericordia de Albacete, donde fue querida y respetada hasta por su propios enemigos. Murió a los 43 años en un gesto de fraternidad heroica.

Sor Concepción Pérez Giral nació en Madrid el 10 de enero de 1887, pero quedó huérfana a los 5 años y pasó a vivir con los familiares de su madre, primero y luego con los de su padre. Tuvo varios destinos en casa dedicadas a la Beneficencia y acogida de los pobres, siendo el último la Casa Misericordia de Albacete de donde salió para el refugio de Madrid con toda la Comunidad. Sufrió duras pruebas e interrogatorios las horas de prisión, pero ella firme en su fe y en su vocación, entregó su vida a Dios diciendo Viva Cristo Rey y rechazando la oferta que se le hacía de renegar de su fe para salvar la vida. Tenía 49 años.

Sor Andrea Calle González nació en Plasencia (Cáceres), el 27 de febrero de 1904, era modista. Ingresó en Comunidad el 11 de septiembre de 1930. Los que la conocían afirmaban que junto a ella no había penas y que ponía su seguridad en el Señor. Soportó calumnias e incomprensiones con gran fortaleza. Desarrolló su vocación en el manicomio u Hospital psiquiátrico de Almería y en el de Zaldívar (Vizcaya). Su último destino fue la Casa de Misericordia de Albacete, en donde también había una zona de mujeres dementes. Cuando la mataron tenía 32 años.

Las obligaron a dejar las obras caritativas de la Casa de Misericordia de Albacete y salir hacia Madrid, después de haberlas exigido vestir de seglares para hacer desaparecer todo signo religioso. Se vistieron de seglares, sí, pero se les notaba lo que eran. El cambio consistió en sustituir el hábito por una sencilla bata de percal, la toca por un pañuelo o la desarreglada melena. Sor Dolores, Sor Andrea y Sor Concepción decidieron no despojarse de su querido rosario, habían encontrado en él y en la Eucaristía celebrada clandestinamente en el sótano refugio la fuerza para ser testigos en medio de la persecución.

Sor Dolores y Sor Concepción lo llevaban en la cintura, debajo del vestido de seglar y Sor Andrea, la más joven, puesto como collar. Por este detalle fueron reconocidas como “monjas” al bajarse del tranvía cuando llegaron al pueblo de Vallecas para dejar a Sor Concepción en casa de un tío suyo que no quiso recibirlas. Primero las apedrearon, después las condujeron al Ateneo Libertario del pueblo donde fueron acosadas, insultadas y detenidas. Durante varias horas sufrieron provocaciones inmorales por parte de los miembros del tribunal integrado por cinco milicianos republicanos. Seguidamente separaron a las dos más jóvenes de Sor Mª Concepción y las llevaron a una celda de la checa ubicada en el Colegio de las Religiosas Terciarias de la Divina Pastora. Allí, unos milicianos atrevidos y desvergonzados sometieron a Sor Dolores y Sor Andrea al terrible martirio de la violación.

Seguidamente las llevaron a Los Toriles, como si fueran toros de miura. Allí las torearon y arrastraron mofándose de ellas un grupo numeroso de niños, jóvenes y milicianos adultos. Por último acabaron con su vida con un tiro que atravesó el cráneo, a Sor Dolores en el parietal izquierdo y a Sor Andrea en el derecho. A Sor Mª Concepción en lugar de torearla materialmente lo hicieron moralmente con provocaciones obscenas. Al final sufrió el tiro final en el cráneo, junto a la vía del tren en el término llamado del Pozo del Tío Raimundo, no sin antes proferir un grito fuerte como Cristo en la cruz. Como Él puso su vida en las manos del Padre y gritó: “Viva Cristo Rey”. Era el 3 de septiembre de 1936. Sus cuerpos fueron enterrados en el cementerio de Vallecas, pudieron ser reconocidos y rescatados en 1941.

Sor Modesta Moro Briz y Sor Pilar Isabel Sánchez Suárez

Sor Modesta Moro Briz, natural de Santibáñez de Béjar (Salamanca). Entró en Comunidad el 23 de diciembre de 1922 y realizó su misión de servicio en varios destinos, y finalmente la farmacia de la Casa de Salud y Maternidad de Santa Cristina de Madrid. Era hermana de D. Santos Moro Briz, Obispo de Ávila y de D. José Moro Briz, Párroco de Cebreros, también mártir de la fe en 1936. Ambos hermanos están también en proceso de canonización. Destacaba por su sentido del humor, alegría, devoción mariana y amor a la Compañía. Sufrió el martirio a los 35 años de edad.

Sor Pilar Isabel Sánchez Suárez, ació en Madrid el 5 de noviembre de 1906. Entró en Comunidad el 29 de abril de 1926. Realizó su misión como enfermera en varios Hospitales, y finalmente la Casa de Salud y Maternidad de Santa Cristina, realizando su servicio en el quirófano como instrumentista y enfermera. Destacó por su simpatía y acogida con las mujeres enfermas y en el comedor social anexo, su devoción mariana y su confianza en Dios. La martirizaron cuando tenía 29 años de edad.

Al ser expulsadas por los miliicianos de la Casa de Santa Cristina, se refugiaron en la Casa Provincial de Martínez Campos a cuya Provincia pertenecían. Esta casa se encontraba convertida en Hospital, pero al ir aumentando el número de refugiados, la Hermana Visitadora en funciones se vio forzada a enviar algunas Hermanas a distintas pensiones. Sor Modesta y Sor Pilar Isabel, que eran jóvenes, se ofrecieron a salir las primeras, sacrificando su propia seguridad. Informadas de que en la Casa Provincial se celebraba a diario la Eucaristía y deseando participar de ella, intentaron volver a la Casa Provincial para celebrar la fiesta de Todos los Santos. Al salir de la pensión de la Calle del Prado, 12, hacia la Casa Provincial, fueron sorprendidas por los milicianos del Ateneo Libertario de Vallecas e identificadas como Hijas de la Caridad al ser preguntadas por su condición. Este fue el motivo de su fusilamiento en el entonces kilómetro 6 de la carretera de Toledo. Era el 31 de octubre de 1936 por la noche.

Sor Josefa Gironés Arteta y Sor Lorenza Días Bolaños

Sor Josefa Gironés Arteta nació en Garisoain (Navarra) el 17 de marzo de 1907. Realizó los estudios de enfermería en Pamplona. Entró en Comunidad el 18 de julio de 1931, con la carrera de matrona recién terminada. Su único destino fue el Hospital Clínico de San Carlos, sección de maternidad. Pese a su juventud, era seria y responsable en su trabajo y se daba a respetar entre los médicos y celadores. Destacó por su amor a la vocación que vivió en ambiente persecutorio. Emitió sus primeros Votos el 19 de julio de 1936, estando casi todas las iglesias de los alrededores de su Comunidad ardiendo en plena hoguera de violencia persecutoria. Una vez pronunciados los votos dijo a una de sus compañeras: ¡Ya puedo ser mártir!... Su deseo se hizo realidad cuando sólo contaba 29 años.

Sor Lorenza Díaz Bolaños nació en Guía, Las Palmas de Gran Canarias, el 10 de agosto de 1896. Desde joven destacó por su sensibilidad religiosa, capacidad para ayudar a los necesitados y disposición para enseñar el Catecismo en la parroquia de su pueblo. Ingresó en la Compañía el 12 de abril de 1921. Su único destino fue el Instituto de Reeducación de Inválidos del Trabajo en Carabanchel (Madrid). Fue una gran enfermera del quirófano. Profundamente espiritual destacó por su prudencia, paciencia y la estima y defensa de su castidad ante las provocaciones de un compañero de trabajo que fue quien les denunció. Murió a los 40 años.

Un grupo de milicianos fue a buscarlas a la pensión en la que se encontraban. Sus nombres estaban en la lista negra de los denunciados. Fueron apresadas y detenidas por celadores de los hospitales donde habían prestado su servicio caritativo, seguidamente llevadas a una checa o lugar de suplicio, atormentadas vilmente por confesar su fe y ser fieles a su vocación, y finalmente martirizadas en el parque de las Vistillas de Madrid el 17 de noviembre de 1936. Allí fueron encontrados sus cadáveres.

Sor Gaudencia Benavides Herrero

Nació en Valdemorilla (León) el 12 de febrero de 1878. 1878. Ingresó en la Compañía el 19 de enero de 1899. Su primer destino fue el Hospital de Albacete. Después fue enviada como misionera a Puerto Rico, donde realizó su misión educativa en varios Hogares y colegios. Regresó a España a causa de su enfermedad ante una afección cardiaca grave y quedó destinada en Madrid, en el Asilo del Niño Jesús de Alburquerque para un seguimiento médico más cercano.

Detenida y llevada de cárcel en cárcel sin imputársele más cargo que el ser Religiosa, enfermó gravemente por los malos tratos y llena de úlceras, fue dada de alta precipitadamente para evitar que se muriera en la cárcel. Desde la cárcel de Ventas fue conducida al Hospital de San Luis de los Franceses donde falleció perdonando a sus enemigos. Tenía 58 años cumplidos. Era el día 11 de febrero de 1937.

Sor Juana Pérez Abascal y Sor Ramona Cao Fernández

Sor Juana Pérez Abascal nació en Madrid el 20 de octubre de 1886. Ingresó en la Compañía el 15 de octubre de 1908. Realizó su misión de servicio en varios Hospitales como enfermera y finalmente en el Sanatorio antituberculoso El Neveral de Jaén. Destacó por su piedad, espíritu de trabajo, compasión ante los pobres y enfermos y fidelidad a las Reglas. Murió a los 50 años por llevar el rosario de Hija de la Caridad escondido bajo su vestido de enfermera.

Sor Ramona Cao Fernández nació en Fontey- Rua de Valdeorras (Orense), el 11 de septiembre de 1883. Ingresó en la Compañía el 11 de enero de 1901. Sus destinos como enfermera fueron el Hospital de mujeres Incurables de Madrid, el Hospitagl militar de Sevilla y finalmente el Sanatorio antituberculoso "El Neveral" de Jaén. Destacó por su celo apostólico, su compasión y sensibilidad ante el dolor de los pobres enfermos, su piedad y su devoción al Señor crucificado. Murió a los 53 años, también como su compañera de martirio, por llevar el rosario de Hija de la Caridad escondido bajo su vestido de enfermera.

Expulsadas del sanatorio de El Neveral, fueron detenidas y calumniadas de robo en Jaén. Al ser juzgadas no se pudo probar la acusación y fueron puestas en libertad, pero no encontraron lugar de refugio en aquella ciudad y se vieron obligadas a trasladarse a Madrid en un tren lleno de presos políticos. A pesar de sentir miedo, antes de renegar de su fe, subieron al tren en Alcázar de San Juan, en medio de insultos y un tumulto feroz. Iban vestidas de enfermeras de la Cruz Roja pero conservaron su rosario de Hijas de la Caridad debajo del uniforme de enfermeras. Este hecho las identificó como Hijas de la Caridad y fue la razón de su martirio en la matanza del llamado primer tren de la muerte. Al ser sacadas del tren fueron arrastradas por el suelo, insultadas y finalmente fusiladas por su condición religiosa en el Pozo del Tío Raimundo, el 12 de agosto de 1936.

S.S. Benedicto XVI firmó el 20 de diciembre de 2012 el decreto con el cual se reconoce el martirio de la Sierva de Dios Melchora Cortés Bueno y compañeras.

Fuentes de la información: Vincenziani.com
ReligiosasMartiresEnLaGuerra.blogspot.com

Let's block ads! (Why?)

23:24

Por: . | Fuente: Religiòn en Libertad

Obispo auxiliar de Tarragona

Martirologio Romano: En Tarragona, España, Beatos Manuel Borrás Ferré Obispo Auxiliar de Tarragona, Agapito Modesto religioso lasallista y 145 compañeros, asesinados por odio a la fe. ( 1936-39)

Fecha de beatificación: 13 de octubrer de 2013, durante el pontificado de S.S. Francisco.

Nació en la Canonja (Tarragona) el 9 de septiembre de 1880. A los veintitrés años recibió el presbiterado y poco tiempo después fue notario de la curia eclesiástica y del tribunal metropolitano de Tarragona. Desde 1905 fue subdirector diocesano del Apostolado de la Oración y en 1910 se le nombró confesor del Seminario Pontificio, y cuatro años más tarde, al posesionarse de la diócesis de Solsona el doctor Vidal y Barraquer, nombra a Borrás secretario de cámara y gobierno y poco después vicario general.

El 2 de julio de 1934, el cardenal Francisco Vidal y Barraquer le confería la consagración episcopal a su gran colaborador, primero en la sede de Solsona y luego en la tarraconense, y la Santa Sede le asignó la diócesis titular de Bísica. Hombre muy piadoso dejaba por doquier un halo de espiritualidad. Puso en marcha en Tarragona la Adoración Nocturna y la obra de Ejercicios Parroquiales y la Acción Católica tuvieron gran apoyo en el obispo auxiliar de Tarragona.

Los días 19 y 20 de julio de 1936 los jefes y oficiales de la escasa guarnición, que se hallaban comprometidos con el alzamiento, esperaron a ver como se desarrollaban los acontecimientos en Barcelona. Tras el fracaso del general Goded en la Ciudad Condal, el teniente coronel de Infantería Ángel Martínez-Peñalver Ferrer, procuró mantener el orden y abortar cualquier intento de levantamiento, con lo cual la ciudad, dominada por el Frente Popular, recobró aparentemente la tranquilidad, que duró poco, pues días después, siguió una ola de crímenes, incendios, profanaciones de iglesias y asesinatos de sacerdotes, militares no adictos y civiles de derecha.

A las once de la noche del día 21, entraron en el palacio unos agentes del comisario de la Generalidad con orden de conducir al cardenal y al obispo al punto que ellos eligieran, con tal que no fuese en Tarragona capital. El cardenal aceptó decidiendo como destino el monasterio de Poblet. A los dos prelados se les acondicionó en la residencia del presidente del Patronato de Poblet.

El 23 por la tardeun coche con matrícula de Barcelona paró a la puerta del Patronato. Sus ocupantes reclamaron al cardenal Vidal y Barraquer. Con su secretario Juan Villadich partió el coche de los patrulleros. El vecino de Poblet, Guitert, telefoneó al Gobierno de la Generalidad para prevenirles del desaguisado cometido con su eminencia. Barcelona tomó medidas urgentes confiando al diputado Soler y Pla, con un policía a su servicio, la recuperación del cardenal y del obispo auxiliar. Antes de llegar a Montblanch, el coche de los patrulleros se cruzó con el del diputado.

Cumpliendo con la consigna del Gobierno catalán, salvaron al cardenal y a su acompañante, aunque aún tuvieron que luchar con los comités de Vimbodí y Montblanch, ya que no querían dejarse arrebatar esa importante presa. Monseñor Borrás, desde su despedida del cardenal sufrió una odisea. Se acordó en el Patronato de Poblet buscarle un escondrijo más seguro, habilitándole en un molino de la Casa Girona. El que hasta entonces había sido valedor del prelado, el señor Todá, llamó el día 24 de madrugada al jefe del comité de Espluga para informarle de la presencia del obispo en su casa. El coche de milicianos llegó a los pocos minutos, trasladando al obispo desde Poblet a Montblanch, recluyéndolo en una celda de la cárcel de este último pueblo.

Curiosamente el día 24 de julio la cárcel de Montblanch abrió una celda por la mañana para el cardenal y para Villadrich y otra por la tarde para el obispo auxiliar. Pero a la madrugada siguiente los emisarios de la Generalidad sacaron a Vidal y Barraquer, pidiendo éste que le permitiesen llevar consigo a su gran colaborador monseñor Borrás, pero no lo consintieron. El cardenal, una vez en Barcelona marchó a Italia merced a una intervención de la Santa Sede. Intentaron varias veces llevarse a Tarragona al obispo Borrás para deshacerse de él.

Al final, el 12 de agosto de 1936 bajo el pretexto de tener que declarar ante un tribunal de Tarragona, hicieron subir al obispo auxiliar en la caja de un camión, partiendo en dirección a Valls. Tras avanzar tres kilómetros y medio se detuvieron antes del Coll de Lilla. Le obligaron bajar a tierra y un par de descargas de fusil acabó con su vida. Recogieron entre todos un montón de leña seca, colocaron sobre él el cadáver boca abajo y le prendieron fuego.

S.S. Benedicto XVI firmó el 28 de junio de 2012 el decreto con el cual se reconoce el martirio de los Siervos de Dios Manuel Borrás Ferré Obispo Auxiliar de Tarragona, Agapito Modesto religioso lasallista y 145 compañeros.

Integran este grupo de mártires:


1.- Manuel Borrás Ferré, Obispo Auxiliar de Tarragona

66 sacerdotes diocesanos y 2 seminaristas


2.- Magín Albaigés Escoda, sacerdote diocesano;
3.- Ramón Artiga Aragonés, sacerdote diocesano;
4.- Josep Badía Minguella, sacerdote diocesano;
5.- Joaquim Balcells Bosch, sacerdote diocesano;
6.- Pablo Bertrán Mercadé, sacerdote diocesano;
7.- Jocund Bonet Mercadé, sacerdote diocesano;
8.- Josep Bru Boronat, sacerdote diocesano;
9.- Josep María Bru Ralduà, sacerdote diocesano;
10.- Tomás Capdevila Miquel, sacerdote diocesano;
11.- Joan Ceró Cedó, sacerdote diocesano;
12.- Magín Civit Roca, sacerdote diocesano;
13.- Josep Civit Timoneda, sacerdote diocesano;
14.- Josep Colom Alsina, sacerdote diocesano;
15.- Francisco Company Torrelles, sacerdote diocesano;
16.- Lluìs Domingo Mariné, sacerdote diocesano;
17.- Jerónimo Fábregas Camí, sacerdote diocesano;
18.- Isidre Fàbregas Gils, sacerdote diocesano;
19.- Pere Farrés Valls, sacerdote diocesano;
20.- Joan Farriol Sabaté, sacerdote diocesano;
21.- Narcís Feliu Costa, sacerdote diocesano;
22.- Pau Figuerola Rovira, sacerdote diocesano;
23.- Josep Garriga Ferrer, sacerdote diocesano;
24.- Josep Gassol Montseny, seminarista;
25.- Joan Gibert Galofré, sacerdote diocesano;
26.- Pau Gili Pedrós, sacerdote diocesano;
27.- Enric Gispert Domènech, sacerdote diocesano;
28.- Josep Gomis Martorell, sacerdote diocesano;
29.- Agapito Gorgues Manresa, sacerdote diocesano;
30.- Miguel Grau Antolí, sacerdote diocesano;
31.- Agustí Ibarra Anguela, sacerdote diocesano;
32.- Lluís Janer Riba, sacerdote diocesano;
33.- Dalmau Llebaria Torné, sacerdote diocesano;
34.- Josep Mañé March; sacerdote diocesano;
35.- Ramon Martí Amenós, sacerdote diocesano;
36.- Rafael Martí Fugueras, sacerdote diocesano;
37.- Josep Masquef Ferré, sacerdote diocesano;
38.- Francesc Mercader Randé, sacerdote diocesano;
39.- Josep Mestre Escoda, sacerdote diocesano;
40.- Aleix Miquel Rossell, sacerdote diocesano;
41.- Joan Montpeó Masip, seminarista;
42.- Antoni Nogués Martí, sacerdote diocesano;
43.- Josep M. Panadés Tarré, sacerdote diocesano;
44.- Josep Padrell Navarro, sacerdote diocesano;
45.- Antoni Pedro Minguella, sacerdote diocesano;
46.- Eladi Peres Bori, sacerdote diocesano;
47.- Andreu Prats Barrufet, sacerdote diocesano;
48.- Antoni Prenafeta Soler, sacerdote diocesano;
49.- Joan Roca Vilardell, sacerdote diocesano;
50.- Pere Rofes Llauradó, sacerdote diocesano;
51.- Joan Rofes Sancho, sacerdote diocesano;
52.- Pau Roselló Borgueres, sacerdote diocesano;
53.- Josep Roselló Sans, sacerdote diocesano;
54.- Miquel Rué Gené, sacerdote diocesano;
55.- Miquel Saludes Ciuret, sacerdote diocesano;
56.- Pio Salvans Corominas, sacerdote diocesano;
57.- Josep M. Sancho Toda, sacerdote diocesano;
58.- Jaume Sanromà Solé, sacerdote diocesano;
59.- Estanislau Sans Hortoneda, sacerdote diocesano;
60.- Lluís Sans Viñas, sacerdote diocesano;
61.- Sebastià Tarragó Cabré, sacerdote diocesano;

62.- Jaume Tarragó Iglesias, sacerdote diocesano;
63.- Joan Tomàs Gibert, sacerdote diocesano;
64.- Isidre Torres Balsells, sacerdote diocesano;
65.- Joan Vernet Masip, sacerdote diocesano;
66.- Francesc Vidal Sanuy, sacerdote diocesano,
67.- Miquel Vilatimó Costa, sacerdote diocesano;
68.- Pau Virgili Monfà, sacerdote diocesano;
69.- Francesc Vives Antich, sacerdote diocesano;

2 sacerdotes y 5 religiosos claretianos



70.- Jaume Mir Vime, sacerdote claretiano;
71.- Frederíc Vila Bartolì, sacerdote claretiano;
72.- Antoni Capdevilla Balsells, religioso claretiano;
73.- Sebastián Balcells Tonijuan, religioso claretiano;
74.- Antoni Vilamassana Carulla, religioso claretiano;
75.- Pau Castellá Barberá, religioso claretiano;
76.- Andreu Felíu Bartomeu, religioso claretiano;

3 sacerdotes y 4 religiosos carmelitas descalzos



77.- Vicente Gallen Ibañez (Vicente de la Cruz), sacerdote carmelita descalzo;
78.- Felipe Arce Fernández (Elipio de Santa Rosa), sacerdote carmelita descalzo;
79.- Pedro De Eriz Eguiluz (Pedro de San Elías), sacerdote carmelita descalzo;
80.- Joan Fort Rius (Àngel de San José), religioso carmelita descalzo;
81.- Carles Barrufet Tost (Carles de Jesús María), religioso carmelita descalzo;
82.- José Alberich Lluch (José Cecilio de Jesús María), religioso carmelita descalzo;
83.- Damián Rodríguez Pablo (Damián de la Santísima Trinidad), religioso carmelita descalzo;

12 sacerdotes, 3 clérigos y 5 religiosos benedictinos



84.- Àngel Maria Rodamilans Canals, sacerdote benedictino;
85.- Joan Costa Canal (Odiló Maria), sacerdote benedictino;
86.- Josep Maria Fontseré Masdeú, sacerdote benedictino;
87.- Cipriano González Millán (Domingo), sacerdote benedictino;
88.- Joan Roca Bosch, sacerdote benedictino;
89.- Agustí Busquets Creixell (Ambrosio Maria), sacerdote benedictino;
90.- Càndid Feliu Soler (Placido Maria), sacerdote benedictino;
91.- León Alesanco Maestro (Luis Gonzaga), sacerdote benedictino;
92.- Luis Palacios Lozano, sacerdote benedictino;
93.- Josep Albareda Ramoneda (Fulgencio), sacerdote benedictino;
94.- Joan Grau Bullich (Robert), sacerdote benedictino;
95.- Pere Vallmitjana Abarca, sacerdote benedictino;
96.- Pere Vilar Espona (Narcíso Maria), clérigo benedictino;
97.- Lluis Casanovas Vila (Hildebrand Maria), clérigo benedictino;
98.- Francesc Maria De Paula Sánchez Solé, clérigo benedictino;
99.- Aleix Civil Castellví (Ildefonso), religioso benedictino;
100.- Josep Maria Jordá y Jordá, religioso benedictino;
101.- José Erausquin Aramburu (Eugenio María), religioso benedictino;
102.- Ignasi Guilà Ximenes (Emiliano María), religioso benedictino;
103.-Jaume Vendrell Olivella (Bernat), religioso benedictino;

39 religiosos lasallistas



104.- Modesto Pamplona Falguera (Agapito Modesto), religioso del Instituto de Hermanos de las Escuelas Cristianas de La Salle (FSC);
105.- Alejandro Arraya Caballero (Alejandro Antonio), religioso de FSC La Salle;
106.- Bernabé Núñez Alonso (Alfeo Bernabé), religioso de FSC La Salle;
107.- Joan Baptista Urgell Coma (Benet Joan), religioso de FSC La Salle;
108.- Jaume Jardí Vernet (Fulbert Jaume), religioso de FSC La Salle;
109.- Pedro José Cano Cebrían (Arístides Marcos), religioso de FSC La Salle;
110.- Gabriel Albiol Plou (Justí Gabriel), religioso de FSC La Salle;
111.- Ildefonso Alberto Flos (Luis Alberto), religioso de FSC La Salle;
112.- Miguel Alberto Flos (Exuperio), religioso de FSC La Salle;
113.- Clemente Vea Balaguer (Clemente Adolfo), religioso de FSC La Salle;
114.- Patricio Gellida Llorach (Rafaél José), religioso de FSC La Salle;
115.- Fermín Gellida Cornelles (Alejandro Juan), religioso de FSC La Salle;
116.- Pascual Escuin Ferrer (Marciano Pascual), religioso de FSC La Salle;
117.- Andrés Pradas Lahoz (Andrés Sergio), religioso de FSC La Salle;
118.- Francesc Casademunt Ribas (Benild Josep), religioso de FSC La Salle;
119.- Pere Sisterna Torrent (Elm Miquel), religioso de FSC La Salle;
120.- Josep Maria Tolaguera Oliva (Faust Lluís), religioso de FSC La Salle;
121.- Josep Camprubí Corrubí (Jacint Jordi), religioso de FSC La Salle;
122.- Cesáreo España Ortiz (Eladio Vicente), religioso de FSC La Salle;
123.- Modest Godo Buscato (Anselmo Fèlix), religioso de FSC La Salle;

124.- Javier Pradas Vidal (Elías Paulino), religioso de FSC La Salle;
125.- Nicolás Rueda Barriocanal (Daniel Antonino), religioso de FSC La Salle;
126.- Manuel Mateo Calvo (Claudio José), religioso de FSC La Salle;
127.- Maximiano Fierro Pérez (Ángel Amado), religioso de FSC La Salle;
128.- Pio Ruiz De La Torre (Buenaventura Pio), religioso de FSC La Salle;
129.- Joaquim Pallerola Feu (Leonci Joaquim), religioso de FSC La Salle;
130.- Francesc Trullen Gilisbarts (Hugo Bernabé), religioso de FSC La Salle;
131.- Herman José Fernández Sáenz (Clemente Faustino), religioso de FSC La Salle;
132.- Lucas Martín Puente (Anastasio Lucas), religioso de FSC La Salle;
133.- Sebastián Obeso Alario (Honorio Sebastián), religioso de FSC La Salle;
134.- Juan Pérez Rodrigo (Nicolás Adriano), religioso de FSC La Salle;
135.- Antonio Gil Monforte (Antonio Gil), religioso de FSC La Salle:
136.- Francisco Vicente Edo (Félix Adriano), religioso de FSC La Salle;
137.- Arsenio Merino Miguel (Augusto María), religioso de FSC La Salle;
138.- Mariano Navarro Blasco (Jenaro), religioso de FSC La Salle;
139.- Josep Boschdemont Mitjavila (Gilberto De Jesús), religioso de FSC La Salle;
140.- Joan Font Taulat (Arnau Ciril), religioso de FSC La Salle;
141.- Alberto Linares De La Pinta (Alberto Joaquín), religioso de FSC La Salle;
142.- Francesc Salla Saltó (Pere Magí), religioso de FSC La Salle;

4 terciarios carmelitas de la enseñanza



143.- Julio Alameda Camarero, Religioso Terciario Carmelita de la Enseñanza (comunidad ahora inexistente);
144.- Lluís Domingo Oliva, Religioso Terciario Carmelita de la Enseñanza (comunidad ahora inexistente);
145.- Isidre Tarsá Giribets, Religioso Terciario Carmelita de la Enseñanza (comunidad ahora inexistente);
146.- Bonaventura Toldrà Rodon, Religioso Terciario Carmelita de la Enseñanza (comunidad ahora inexistente);

1 religioso capuchino



147.- Enric Salvà Menescal (Carmelo de Colomers), Religioso Capuchino.

Let's block ads! (Why?)

23:24

Por: . | Fuente: camineo.info

Sacerdote y Mártir

Martirologio Romano: En Monzón, Huesca (España), Beatos José Nadal y Guiu y José Jordán y Blecua, sacerdotes diocesanos, asesinados por odio a la fe. ( 1936)

Fecha de beatificación: 13 de octubre de 2013, durante el pontificado de S.S. Francisco

El humilde Beato, mosén José Jordán Blecua, nació en Azlor, provincia de Huesca y diócesis de Lérida, el 27 de mayo de 1906, hijo de Domingo Jordán Latorre y Crescencia Blecua Subias, fue el penúltimo de doce hermanos. (Mosén: Título que reciben los clérigos en tierras del antiguo reino de Aragón)

Sintiendo desde muy niño la vocación sacerdotal, ingresó a los doce años en el Seminario de Barbastro, trasladándose al de Lérida al comienzo de la Filosofía "donde fue muy apreciado por su buen comportamiento y fervorosa actitud. Su ideal es el sacerdocio". Recibió las Órdenes Menores y poco después el diaconado, "otro paso gigante para acercarse al altar".

Su primera Misa la celebró en Azlor, su pueblo de nacimiento, que se vistió de fiesta y de sus mejores galas para esta celebración. Estaban junto a Mosén Jordán, su padre Domingo, siete hermanos, cuatro hermanos políticos además de muchos familiares y amigos, pero faltaban dos hermanas religiosas Hijas de la Caridad. Como privilegio obtenido en su visita a Roma pudo impartir la Bendición Papal en aquel día de gloria "con una unción extraordinaria.

Su vida fue siempre ejemplar, tanto de niño como de mayor, desbordándose sus ansias de perfección al verse hecho sacerdote; obediente a sus superiores, deferente con sus iguales, de carácter sencillo, dulce y angelical para con todos.

El obispo lo destinó a Monzón como vicario a las órdenes del párroco Mosén Mariano Ferrer, y pasó a residir como huésped en casa de la señora Dolores (Lola), coincidiendo con Mosén Nadal que también había sido destinado, como vicario organista a la parroquia de Santa María del Romeral. Fueron llamados por los vecinos de Monzón "Los Curetas".

Durante su corta vida sacerdotal de cuatro años en la Parroquia de Monzón, dio grandes ejemplos de abnegación y de gran caridad con los pobres. En su alma sentía vivos y crecientes deseos de morir por Cristo, cumpliéndose éstos el día 12 de agosto del año 1936, perdonando generosamente a sus verdugos, a imitación de nuestro Divino Salvador.

Al estallar la guerra civil y las noticias que llegaban de otras regiones y de la propia Diócesis, las personas a ellos allegadas dejaron testimonios que "con las manos tocaban ya la palma del martirio en aquellos momentos tan difíciles".

"Ninguno de los dos puso resistencia cuando fueron a buscarles a la casa de la señora Lola donde estaban hospedados. Los llevan a la cárcel. Poco tiempo están en ella. Su sentencia está decretada. Son sacerdotes".

La señora Lola, ignoraba su paradero pues se lo habían ocultado para que no padeciera pues los llevaba en su corazón. Fue la señora Marieta, la lechera, a quien le pregunto cuando le llevó la leche acostumbrada. "Están en la cárcel".

El día 12 de agosto de 1936, al sacarles de su encierro, solicitaron compartir unos minutos a solas, "quizá para recibir entre sí el sacramento de la reconciliación". Cuentan que el carcelero se emocionó al ver tanta entereza y valentía.

El fusilamiento tuvo lugar en una finca a las afueras de Monzón, a escasa distancia del cementerio, en la partida de "Sierra de Sierra Mediana". Mosén Jordan "cayó a los primeros disparos; y Mosén Nadal se mantenía en pie después de recibir varios disparos. No le hacían blanco, hasta que se sacó el Crucifijo que llevaba y dejándolo en el suelo dijo "Ahora ya me podréis matar". Esta vez sí que las balas dieron en el blanco.

Fue testigo, la señora Juaneta "La Avisadora" de la familia Lamarca.

“Estoy muy contento de padecer este martirio por la causa de Cristo ... sentiría mucho no poder morir por El”. Mosén Jordán daba gracias a su "buen padre porque le ha dejado llegar al sacerdocio", y siente "gozo inmenso de poder dar la vida por Cristo". (De su última carta, despidiéndose de su padre)

El levantamiento de los restos se realizó varios años después, trasladándolos al Cementerio de Azlor (ya de la Diócesis de Huesca). El 27 de septiembre de 1994 fueron trasladados a la Iglesia de la parroquial de Santa María del Romeral de Monzón donde actualmente reposan.
Su proceso de beatificación y canonización se ha realizado junto al del venerable Josep Nadal Guiu, de Bell-lloc de’Urgell, pues ambos eran en aquel momento sacerdotes destinados a la parroquia de Monzón.

S.S. Benedicto XVI firmó el 10 de diciembre de 2010 el decreto con el cual se reconoce el martirio de los Siervos de Dios José Nadal y Guiu, español y José Jordán y Blecua, lo cual permitirá su próxima beatificación.

Let's block ads! (Why?)

18:24

[unable to retrieve full-text content]

Santa Hilaria y sus criadas Digna, Euprepia y Eunomia, mártires. Madre de la mártir Santa Afra, oraba cierto día junto al sepulcro de su hija y allí la quemaron los perseguidores; sus dos criadas fueron decapitadas. Augsburgo, 304.

18:24

[unable to retrieve full-text content]

Santa Hilaria y sus criadas Digna, Euprepia y Eunomia, mártires. Madre de la mártir Santa Afra, oraba cierto día junto al sepulcro de su hija y allí la quemaron los perseguidores; sus dos criadas fueron decapitadas. Augsburgo, 304.

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.